Contra la caspa

La caspa es una conocida y general enfermedad del cabello, si no se trata en su primer estado de la enfermedad puede llegar a causar graves problemas de desprendimiento de escamas y la posterior  caída del pelo.

Usar un champú o tratamiento inadecuado no solo no combatiría la caspa sino que puede agravar el estado e irritar el cuero cabelludo, prolongando la posibilidad de curación  con un tratamiento conveniente.

Los sprays, fijadores, espumas, geles, etc  pueden provocar caspas y seborrea.

También es importante controlar el estrés, las bebidas alcohólicas, …  para prevenir la caspa o su empeoramiento cuando ya es existente para poder tratarla adecuadamente.

Para tratar la caspa aparte de los citados métodos anteriores es necesario tratar el cabello dependiendo del tipo de cabello, tipo de caspa y el avance de la enfermedad.

Es ideal utilizar productos caseros para evitar la caspa y desacelerar la aparición, pese a que son mucho más lentos que los productos químicos, son mucho más adecuados.

Tratamiento:

Para evitar la caspa o disminuirla es eficaz utilizar lavados de Ortiga, Laurel, Salvia,… Muchas de estas plantas ayudan a regenerar el cabello y como consecuencia de la mejora del cuero cabelludo, la desaparición total de la caspa. Es aconsejable ir a una tienda de plantas medicinales e informarse para realizar lavados con este tipo de plantas antes de que su situación empeore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *