Propiedades de la Ortiga

Es de sobra conocido por todos el uso de la ortiga en champús, cremas y productos medicinales, se usa de forma externa  o mediante infusiones, comprimidos, etc.

Las propiedades de la ortiga sobre el cabello al igual que con otras plantas medicinales son conocidas desde hace mucho tiempo y han mejorado con nuevas técnicas y nuevos productos que han ido sacando al mercado, puestos al alcance de todos ya preparados y listos para ser utilizados.

El champú de ortiga ya está disponible en tiendas y herboristerías, es ideal para uso diario, la ortiga es un reconstituyente ideal  para el cabello y proporciona  al cabello brillo y fuerza para evitar entre otras enfermedades la conocida calvicie.

Esta planta es muy importante porque tiene un alto contenido en hierro,  acido fólico, ascórbico, aceites y otro tipo de eliminadores de toxinas del organismo.

Los antiguos griegos utilizaban esta planta para la cura de tos y catarros o para disminuir dolores de artritis, pero también era ya muy conocida porque producía en los mayores, mujeres y niños un mayor crecimiento de pelo.

Es una de las plantas más recomendadas para evitar hoy en día la caída del cabello, restaurar su color  y ayudar a combatir la caspa,  por ello cada vez es más común ver productos de diferentes fabricantes que utilizan en sus acondicionadores, aceites y champús este tipo de planta medicinal.

Cuando se utilizan este tipo de tratamientos es aconsejable no utilizar ningún otro producto que pueda evitar el resultado que buscamos, por tanto cuando utilizamos un champú de ortiga se aconseja no utilizar posterior al lavado y secado del cabello ningún otro producto, crema, mascarilla, laca, espuma o perfume.

El romero y sus beneficios capilares

   Son muchos los beneficios y usos capilares que se le asignan  al romero a lo largo de los años, sus propiedades son muy conocidas desde los pueblos romanos.

  Con el romero se han creado aceites, esencias, perfumes y una gran variedad de productos de uso cosmético, curativo  y para otro tipo de usos ya que las propiedades curativas del romero son muy amplias.

   Entre otros productos esta vez os vamos a hablar del cuidado del cabello y cuero cabelludo con el aceite de romero,  las propiedades de este aceite actúan como un gran estimulador para el cabello, potenciando el crecimiento y mejorando su aspecto.

    También se puede citar que con el uso del aceite de romero se previenen las temidas canas y la sequedad  agresiva del cabello o las zonas escamosas evitando y frenando la caída producida tras estos síntomas.

  La fragancia que desprende el romero evita que tras sus tratamientos se tenga que lavar abundantemente el pelo, evitando así que desaparezcan antes sus propiedades, es un producto que puede utilizarse siempre que se necesite y actúa como un protector natural ayudando a mejorar su aspecto.

Realizar un correcto lavado del cabello

Para un correcto lavado de su cabello es fundamental  que siga unos determinados consejos y pautas a la hora del baño.

Es fundamental  lavarse el pelo periódicamente y evitar los productos que puedan dañar la raíz o el cuero cabelludo.

*Seleccionar un champú adecuado según el tipo de cabello o bien un champú neutro.

*Distribuir la cantidad necesaria sobre las manos y con un ligero masaje distribuir el producto por toda la cabeza previamente mojada con agua caliente o tibia.

*Dejar actuar el champú durante un momento para luego proceder a un lavado completo con agua abundante.

* Para mejorar el lavado y nutrir el cabello es fundamental que al menos dos veces por semana se utilice un  hidratante o acondicionador en crema o un que su champú ya tenga un acondicionador incluido, masajear durante unos minutos el cabello desde las puntas hasta el resto del  con la yema de los dedos sin excederse junto a la raiz para evitar que nos quede la zona excesivamente grasa.

* Secar bien el cuero cabelludo, nunca se debe dejar demasiado húmedo después del lavado, secarlo al aire libre, con secador a una cierta distancia o bien con una toalla seca.

* Es aconsejable no utilizar a diario ningún producto que pueda dañar el cabello como pueden ser las colonias directamente sobre el cabello o alguna espuma o laca especialmente fuerte.